Leyendas
Tibor Benedek

Tibor Benedek

A Tibor Benedek se le da bien competir en España. Fue campeón de Europa en Sevilla 97 y más tarde campeón del mundo en Barcelona 2003. Había debutado en la selección de Hungría en 1990 y pudo disputar sus primeros Juegos Olímpicos, también en Barcelona, en 1992. El gran waterpolista húngaro posee muchos vínculos con España, país donde se le profesa un gran respeto y se le recuerda como uno de los más grandes talentos de todos los tiempos.

Coleccionista de medallas, puede presumir de tres títulos olímpicos entre 2000 y 2008, lo que le garantiza de por vida un lugar en el gotha del waterpolo universal. Benedek nació en Budapest el 12 de julio de 1972. Con unas medidas morfológicas  excepcionales (1,90 de altura y 96 kilos), ha jugado más de la mitad de su carrera en Italia (Pro Recco, con dos ligas ganadas, y Roma Nuoto), aunque en Hungría, y principalmente en el Honved, también obtuvo numerosos títulos, notablemente cinco en la Liga y dos en la Copa de Europa.

Benedek, que a partir de 2012, una vez retirado, se convirtió en seleccionador de su país, cargo en el que mantiene hasta el final de este año 2016, está en posesión del título de Ciudadano de honor de Budapest (2008) y pertenece al International Swimming hall of Fame (2015).