Leyendas
Di Mario

Tania di Mario

Su carrera iba destinada a desarrollarse entre corcheras, pero Tania di Mario, una joven romana nacida el 4 de mayo de 1979, decidió a sus 15 años que lo suyo era el waterpolo. Pese a su limitada morfología (1,68 de altura y 53 kilos), su carácter y determinación le llevaron muy pronto al triunfo y, a la postre, a ser considerada la mejor jugadora italiana de la historia. Defendió los colores del Lis Nova y, sobre todo, del Orizzonte Catania, equipo con el que ganó 15 Ligas italianas, cinco Copas de Europa y una Supercopa.

Campeona olímpica en Atenas 2004, Di Mario representa todo el conjunto de virtudes del “Setterosa”, como se conoce a la selección de Italia, a la que ha defendido en casi 300 partidos. Participó también en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y en los de Londres 2012. 

A nivel mundial posee una medalla de oro (Fukuoka 2001), una de plata y una de bronce, siendo la máxima goleadora de la edición disputada en Montreal, en 2005. Y en el entorno europeo, cuenta con tres títulos continentales, el último el de Eindhoven, en 2012, donde fue elegida la jugadora más valiosa del torneo.