Leyendas
Rita Dravucz

Rita Dravucz

Hungría ha tenido excepcionales jugadoras de waterpolo, pero seguramente ninguna aúne el talento en el desarrollo del juego con una belleza que le ha hecho particularmente célebre en su carrera deportiva como Rita Dravucz, una soberbia competidora que nació en Szolnok en 14 de abril de 1980 y llegó a disputar tres ediciones de los Juegos Olímpicos, las de Atenas en 2004, Pekín en 2008 y Londres en 2012.

Se estrenó con la selección de su país en 2001 y pudo firmar una gran temporada al conseguir el título europeo en Budapest y el mundial en Fukuoka. Por algunos momentos los aficionados de su país confundían el prestigio de su equipo nacional húngaro masculino, el gran referente en este deporte, con la pujanza del femenino, que ya encabezaba Dravucz a sus 21 años.

Con seis medallas continentales y dos mundialistas, el jugadora húngara realizó su sueño de ser una estrella del waterpolo y su fama trascendió las fronteras de su país para ir a jugar a Italia (Pro Recco en 2011). Y por si fuera poco, su belleza cautivó a todos los aficionados de cualquier piscina, que sabían que en los Juegos de Pekín había sido nombrada una de las deportistas más sexis de aquella competición. Acabó ejerciendo de modelo.