Leyendas
Kyriaki Liosi

Kyriaki Liosi

Grecia preparó con meticulosidad su participación en los Juegos Olímpicos de Atenas. En 2004, el país vivía para la organización del evento y suspiraba con los mejores resultados de sus representantes. En Kyriaki Liosi se depositaban las esperanzas de triunfo en el waterpolo femenino, torneo que empezó a disputarse cuatro años antes en Sidney, pero en 2000 Grecia no participó. 

Con Liosi como principal estrella, Grecia llegó hasta el partido final, que enfrentó al equipo anfitrión con el de Italia, el gran favorito. El resultado de la final, no obstante la derrota, fue mucho más apretado (10-9) que el de la fase de grupos, cuando las transalpinas aplastaron a las griegas por 7-2. Cuatro años después, Liosi volvió a unos Juegos Olímpicos, pero la actuación de su selección no le bastó para acceder al podio.

Nacida el 10 de octubre de 1979, la brillante waterpolista griega alcanzó lo más alto del podio en la recta final de su carrera. Fue en 2011, el año de los Campeonatos del mundo de Shanghai. Grecia dio la gran sorpresa y se proclamó campeona universal batiendo además en la final a la selección anfitriona por 9-8.