Leyendas
Deszo Gyarmati

Dezso Gyarmati

13 octubre 1927, Miskolc – 18 agosto 2013, Budapest. Dezso Gyarmati fue reconocido por todos el jugador más grande del waterpolo mundial en su época. Como jugador y entrenador, contribuyó a labrar el enorme prestigio de Hungría en este deporte. Disputó cinco Juegos Olímpicos, ganando la medalla de oro en tres ocasiones (Helsinki-52, Melbourne-56 y Tokyo 64) además de una de plata y otra de bronce. También fue campeón de Europa en dos ocasiones. Participó como capitán de la selección húngara en el célebre partido de la sangre (“Blood in the water match”), el Hungría-Unión Soviética de la final de Melbourne disputado a las pocas semanas de la invasión de las tropas soviéticas en Hungría.

Era el jugador más rápido (58.5 era su marca en los 100 libres) y su brazo izquierdo el más temido en las piscinas. Gyarmati marcó una época, y con el tiempo volvió a dar lustre al waterpolo húngaro al vencer como seleccionador en los Juegos de Montreal (1976) y en los primeros mundiales disputados en 1973. 

Casado con Eva Szekely, campeona olímpica en Helsinki en los 200 braza, el apellido Gyarmati fue magníficamente perpetuado por el hijo de ambos, Andrea,  también medallista olímpico en pruebas de mariposa en Múnich-72 al lado de Mark Spitz. Dezso fue parlamentario por el Foro Democrático de Hungría y el waterpolo le reconoció para siempre al ser admitido en el selecto International Swimming Hall of Fame.