Felipe Perrone: “Ser de nuevo parte de todo esto me llena de ilusión”

Ha jugado en tres ligas distintas, en Croacia, Italia y España, donde ha ganado los tres títulos, y ha defendido el pabellón brasileño y también el español, siendo subcampeón del mundo en 2009, pero sobre todas las cosas Felipe Perrone se considera un vecino de la Barceloneta, el barrio donde nació Nikola, su segundo hijo, que tiene poco más de 1 año.

“Perroninho”, cuya abuela Nuria, natural de Gironella, emigró de joven a Brasil tras la Guerra Civil Española, vuelve a la selección española tras estos años en los que ha liderado al equipo brasileño y lo hace con la misma ilusión de su primera convocatoria. “Estoy muy ilusionado: no creo que sea una segunda oportunidad, sino volver a vivir las emociones que durante 10 años conocí con la selección española. Fue muy bonito y tuve ocasión de disputar muchos partidos con este grupo de personas que han luchado y luchan por llevar el waterpolo español al máximo. También pude participar en los Mundiales de Barcelona en la misma piscina en la que ahora jugaremos. Es por eso que ser parte de todo esto me llena de ilusión”.

A sus 32 años, Perrone, considerado uno de los mejores jugadores del mundo, sabe que le espera una difícil papeleta. “Conozco bien el waterpolo de aquí. Hace ya años logramos una medalla de bronce en los Mundiales de Melbourne y luego la de plata de Roma, en 2009, y fuimos creciendo y pensábamos que no teníamos techo. Pero la élite internacional es muy complicada. Son muchos los pasos que hay que dar. Y no debemos olvidar que tenemos el listón muy alto. Lo teníamos ya hace 10 años. Venimos de la generación de oro, única en la historia”.

El hispano-brasileño, cuyo permiso ha remitido la FINA hace muy pocos días para que pueda participar en Barcelona 2018, está orgulloso de haber “mantenido a España entre los cinco mejores equipos del mundo”. Ahora sabe que vuelve a tener otro compromiso de altura ya que la selección volverá a jugar en terreno propio un gran torneo internacional.

“Jugar en casa es tremendo. Yo lo he vivido muchas veces y para algunos chicos será su primera vez. Es una experiencia única. Te marca y te queda para toda la vida. Te motiva. Y tienes que tener una preparación especial para eso. No es como jugar fuera, donde nadie te conoce; aquí tendremos a toda la gente mirándonos y esperando algo de nosotros”.

Perrone tiene claro que “Serbia, Croacia y Hungría van a ser los principales favoritos en la Picornell”. “Son los tres mejores equipos del mundo, los que tienen más talento. Y nosotros, si el partido es caliente, el agua está hirviendo y con mucho movimiento será bueno para nosotros; pero si el partido es estático y muy físico será lo contrario, malo, ya que entonces será tremendamente difícil ganar a esos equipos pues son unos monstruos”.

Antes que esos posibles partidos, la selección tendrá que superar la primera fase. Perrone admite que el sorteo ha sido bueno (“primero tendremos a Malta, luego a Francia, que es un equipo que a veces nos causa problemas, y al final a Montenegro para luchar por la primera plaza”), pero advierte de que tendrán que estar al 100% y mantener la regularidad para dar el salto el día clave, el de cuartos de final: “Nos gusta ese camino, pero hay que ver cómo llegaremos a ese punto. Si logramos ser primeros, tendríamos además un día más descanso para lo que viene después”.

Le motiva que sus compañeros le vean como un referente y está encantado de aportar conocimiento y experiencia a los jóvenes dentro y fuera del agua. Perrone es un líder innato al que la selección ha esperado impaciente durante estos últimos meses. “Llegaremos a punto a la cita. Este invierno ha sido muy bueno por el número de partidos jugados, sobre todo porque los más jóvenes han podido jugar bastantes partidos de calidad, aquellos que se deciden en los minutos finales y te exigen la máxima concentración. Tenemos cinco jugadores de 20 años, otros dos de unos 23 y habrá sido una muy buena temporada para ellos. Acumular esa serie de partidos es importante de cara a Barcelona 2018”.