Noticias

Una España muy recuperada vence de nuevo a Hungría y se cuelga el bronce

La selección española se ha repuesto del golpe recibido en las semifinales ante Grecia y ha logrado esta tarde en la Picornell la medalla de bronce al vencer de nuevo a Hungría (12-6) en un partido pletórico que ha dejado pequeño el disputado por estos dos equipos en la fase de grupos, que acabó con una ventaja de las españolas de cuatro goles. A falta de la medalla que se colgará mañana el equipo masculino, el waterpolo español suma ya una primera presea en los Campeonatos de Europa de waterpolo Barcelona 2018 que están a punto de concluir.

Para la selección de Miki Oca es la tercera medalla en la historia de la competición tras las obtenidas en 2008 en Málaga (plata) y en 2014 en Budapest, donde se proclamó campeón continental. Hasta la fecha, España había disputado tres veces este mismo partido de consolación y las tres se saldaron con sendas derrotas: cayó frente a Holanda en 1997, en la edición disputada en Sevilla, hizo lo mismo ante Hungría en 2006 y volvió a perder contra Italia en 2016.

Hoy, sin embargo, el partido se le ha puesto de cara ya desde el comienzo, cuando nada más comenzar el encuentro España ha cobrado una ventaja de cuatro goles (4-0) y ha acabado dominando ese parcial magistralmente (5-1). Laura Ester parecía otra, Anni Espar ha recuperado la puntería (dos goles en el primer cuatro) y han aparecido jugadoras sin tanto peso específico en el aspecto ofensivo como Mati Ortiz, Anna Gual y Pili Peña. Tras el segundo parcial, España seguía mandando 6-3.

En la reanudación, las chicas de Oca han sentenciado el choque con otro gran parcial (4-0) que ha demostrado que seguramente la selección española es el mejor equipo del torneo. Ninguno otro le ha marcado más de nueve goles en el torneo a las húngaras y España lo ha hecho dos veces, 13 en la jornada inaugural y 12 hoy. El último parcial, ya sin ninguna historia, ha sido para Hungría (2-3).

A falta del partido final que han de disputar Holanda y Grecia, Bea Ortiz aspira con razón al título de máxima goleadora. Ha anotado 25 con el de esta tarde y lleva una notable ventaja a sus principales seguidoras, en este caso las rusas Ekaterina Prokofieva (23) y Anastasia Simanovich (22) y la italiana Arianna Garibotti (21), que ya han jugado su séptimo partido.

Hungría, que ha participado en los todos los Campeonatos de Europa celebrados y que cuenta nada menos que con 13 medallas (tres de oro y cinco de plata y bronce), suma un mal resultado en Barcelona 2018, lo mismo que el equipo masculino, que mañana tendrá que jugar con Rusia por la séptima plaza.