Noticias

Europa se opone a los cambios en el reglamento para no limitar el desarrollo del waterpolo

La Europa del waterpolo cierra filas estos días para proteger el actual reglamento de este deporte. Aprovechando la disputa en Budapest de la Final Six, a finales del pasado mes de mayo, las fuerzas vivas del waterpolo, con el liderazgo de la Liga Europea de Natación (LEN), acordaron en una reunión de urgencia presentar un documento en el que se muestran contrarias a los cambios que propone la Federación Internacional de Natación (FINA).

Estos cambios, que significativamente suponen la vuelta a las piscinas de 25 metros y la reducción de las plantillas de los equipos de 13 a 11 jugadores, deberán ser estudiados el próximo día 13 de julio en el congreso que este deporte celebrará en Budapest. Mientras Europa se opone a su aprobación, América y Oceanía se muestran favorables.

Los asistentes a la reunión del 26 de mayo han manifestado repetidamente que tales cambios en las reglas no mejoran en modo alguno la calidad del deporte y pueden afectar gravemente al espíritu del juego tanto desde el punto de vista técnico como promocional, limitando así el desarrollo del waterpolo.

En estos momentos todos ellos tratan de extender esta opinión en aquellas zonas del planeta en las que todavía no se ha tomado partido por una u otra opción. Los defensores de no introducir esos cambios están siendo muy activos y claman por no tomar decisiones que pueden acabar matando el waterpolo.